Ahora que llega el invierno en el hemisferio norte y la agenda distópica se dispara con el miedo a los apagones y demás

quizás estéis planteándoos el uso original de técnicas con velas para potenciar el calor del espacio.
Os ofrecemos un tip: cada espacio tiene un punto máximo de calor donde podemos colocar las velas y así beneficiarnos al máximo de su calor.
Utiliza un péndulo, varillas cualquier forma de biofeedback para localizar ese punto y prueba colocar las velas ahí.
Esperamos que os ayude a potenciar el calor de vuestros espacios.
Bendiciones
Barbara Meneses