.
La cabal odia a los gordos. La gordura representa la redondez de lo femenino, Las auténticas mujeres de antaño tenían formas, curvas, lo necesitaban para engendrar vida.
La cabal se rodea de raquitismo porque odia la fuerza creativa de la mujer y sobre todo odia a la Gran Madre, la auténtica Madre Divina, lo Divino Femenino.
Pues… esa Gran Madre está aquí y os está pateando el culo
Barbara Meneses