Esta es una foto que tomé en Australia hace ya 10 años de una presentación de libro. Lo que pensé en su momento sigue siendo válido. No necesitamos tanto rollo tecnológico para presentar nuestras creaciones humanas. Hemos de regresar a la naturalidad, la sencillez, la espontaneidad. Es delicioso, es fresco, es amoroso…
El globalismo intenta imponer a marchas forzadas su enferma visión del ser humano y de la sociedad del futuro que propone, totalmente transhumana… es decir dejando atrás lo humano, porque en el fondo odia lo que representa un ser humano auténtico.
Ninguna máquina o inteligencia artificial puede emular a un ser humano auténtico por mucho que nos digan que si. Siempre les faltará el espíritu.
Tenemos entre TODOS la capacidad de salir de la construcción artificial que han creado llámalo Matrix y de las nuevas construcciones tb artificiales que están creando mientras nos distraen con peligros inminentes y “fear porn”(la pornografía del miedo, como dicen en inglés).
Podemos salir de ello porque elegimos OTRO modo de ser y de relacionarnos. La llave está en nosotros y es siempre a través del AMOR. Si..suena cursi, repetitivo y todo lo que queráis, pero desde esta perspectiva estamos ignorando aún la potencia infinita del Amor.
Recuperemos nuestra unidad como una Humanidad, abierta a nuestra diversidad, abierta al cambio, abierta a la recuperación de su autenticidad y caminemos juntos, fuera del lodazal, fuera de la estructura falsa que nos fue impuesta… salgamos porque la vibración de nuestro corazón es tal, que el fuego espiritual que de él emana rompe con toda la opresión.
No hay que guillotinar a nadie a la francesa, simplemente hay que reconectar con la vibración esencial de nuestro corazón, confiar en ella y en nosotros y expandir esa llama hacia todos los confines de la tierra tocando a cada ser humano en benevolencia.
Podemos revertir los designios oscuros de futuros donde perdemos todo lo que nos es propio en post de las máquinas y la tecnología.
Podemos vivir en el amor, en la felicidad, en la naturalidad. Hagámoslo. Salgamos del miedo que tenemos a nuestra humanidad. Sanemos, en el Amor.
Aún estamos a tiempo,